Días 14 y 15: Templos Borobudur y Prambanan

Días 14 y 15: Templos Borobudur y Prambanan

Día 14: Llegada a Yogyakarta.

A las 9:00 de la mañana salíamos de nuestro hotel en Surapura (Bromo), dirección aeropuerto de Surabaya. La ruta, era de aproximadamente 3 horas y allí, a las 15:20, cogeríamos un vuelo de 55 minutos con la compañía Sriwijaya Air hasta Yogyakarta(31,47€ por persona).

Poníamos punto y final a nuestro maravilloso tour de volcanes por Java, para iniciar una ruta de templos en la misma isla.

Para nuestra llegada, habíamos pactado la recogida en el aeropuerto (50000 IDR= 3´16€) con Sony, el anfitrión de nuestro nuevo hospedaje, el HOUSE NORTH EAST YOGYAKARTA, (21€/noche) un pequeño y acogedor complejo cerrado, con apenas tres habitaciones muy bien cuidadas, todas ellas con vistas al ajardinado patio interior y su minimalista piscina. Un lugar muy tranquilo y acogedor  en el que pasaríamos las siguientes 2 noches. 

Zona común del B&B

 

Vistas desde nuestra habitación

El vuelo, como es habitual en Indonesia, se retrasó casi 3 horas, por lo que no nos quedó tiempo más que para disfrutar un poco de un relajante baño en la piscina. Tampoco nos venía mal un poco de descanso, ya que, al día siguiente nos tocaba madrugar…

Día 15: Borobudur, Candi Mendut, Volcán Merapi, Prambanan, Candi Plaosan y Candi Ijo.

Llegaba el día de visitar los templos Borobudur y Prambanan, la razón por la que nos habíamos desplazado hasta Yogyakarta.

La noche anterior, nuestro anfitrión nos ofreció hacernos un tour de todo el día en su coche por 650000 IDR (41€), que consistía en:

  • Salir a las 4:00 hacia el templo Borobudur para llegar a las 4:45 y así ver su espectacular amanecer.

  • Visitar el templo Mendut.

  • Una pequeña excursión para observar el volcán Merapi.

  • Reprender la marcha hacia el templo Prambanan.

  • Visitar el Candi Plaosan.

  • Observar la ciudad desde el templo Candi Ijo.

 

Borobudur

Así que, a las 04:00, nos poníamos en marcha camino de nuestra primera parada. El Borobudur, es el templo budista más grande del mundo y la mayor atracción turística de Indonesia. Ha sobrevivido a guerras, las inclemencias de la meteorología e incluso atentados, por lo que se le realizó una gran reforma entre 1975 y 1982 entre el gobierno indonesio y la UNESCO, momento en el cual fue nombrado Patrimonio de la Humanidad

Amanecer en el Borobudur

La entrada al templo se realiza por el Hotel Manohara Resort.

Tanto el Borobudur, como el Prambanan, son templos protegidos por la UNESCO, lo que los convierte en mucho más caros que el resto de templos de Indonesia.

Existe bastante diferencia de precio entre visitar el Borobudur durante el día (234000 IDR =15 €) o de madrugada para ver el amanecer (400000 IDR =25€).

Tanto el Borobudur como el Prambanan tienen 50% de descuento presentando cualquier carnet de estudiante. Y cuela casi cualquier cosa… 😀

Nosotros nos decidimos por verlo al amanecer. 

Al entrar, te entregan una pequeña linterna, ya que, está totalmente a oscuras. La emoción nos poseía, apenas podíamos divisar más de un metro frente a nosotros mientras caminábamos y subíamos los escalones de aquel impresionante templo buscando un sitio donde sentarnos para observar el amanecer. Y cuando empezó a hacer acto de presencia el sol al horizonte y comenzaron a hacerse visibles las preciosas campanas, budas… ¡Fue un momento espectacular!

El monumento es increíble:

Está formado por más de dos millones de bloques de piedra formando una colosal estupa simétrica.

Desde el cielo, parece un enorme mandala tántrico (símbolo utilizado para la meditación).

Las plataformas superiores presentan setenta y dos pequeñas estupas que rodean una más grande. Cada una, tiene forma de campana. Algunas, apenas están recubiertas por unos pocos recuadros de dicha campana y el buda se puede apreciar a simple vista, y en otras, la campana lo rodea completamente y sólo se puede apreciar entre las rendijas.

 

Pero la magnífica arquitectura del templo no acaba aquí… Podrías pasarte horas, incluso días observando al detalle el relieve de sus paredes. Paneles narrativos que cuentan la historia de Buda, Sudhana… Por supuesto, nosotros no fuimos capaces de entender el hilo de la historia, pero simplemente observar las magníficas figuras talladas en la piedra os dejará con la boca abierta…

Mientras paseábamos, unos estudiantes locales nos ofrecieron jugar con ellos a unos juegos de mesa típicos de Indonesia. Su finalidad era practicar el inglés e interactuar con culturas distintas a la suya. Naturalmente, aceptamos y pasamos un rato genial con ellos. Fue una experiencia muy divertida y gratificante…¡Y encima nos obsequiaron con unas pulseras chulísimas! 😀

Jugando con estudiantes indonesios a juegos populares.

Tras cuatro fugaces horas desde nuestra llegada al Borobudur, nos despedíamos del colosal templo y poníamos rumbo hacia el siguiente punto de nuestra ruta.

Exterior del templo Borobudur

 

Candi Mendut

A 3 kilómetros de Borobudur se encuentra el Candi Mendut (3000 IDR = 0´19€), un pequeño templo budista de inicios del siglo IX, también reformado de forma minuciosa por la UNESCO.

Espectacular bloque del Candi Mendut

Es un templo cuadrado, en el que sus preciosas paredes de piedra también relatan historias y están decoradas de divinidades budistas.

En su cara principal, tiene una escarpada escalera que llega hasta una bóveda con tres grandes figuras de piedra, siendo la central, de tres metros, la más grande de ellas.

Interior de la bóveda

Aunque pequeño comparado con sus “vecinos”, vale la pena visitar este antiquísimo templo por su encanto y su gran bóveda en forma de pirámide. Además, sería delito no visitarlo por su cercanía con el Borobudur.

Volcán Merapi

Entre tanto templo, el siguiente destino sería el Gunung Merapi, este cónico volcán de 2911 metros de altitud, es el más activo de Indonesia. La erupción de 1994 acabó con la vida de 27 personas. Sus últimas erupciones datan de 2006 y 2010, siendo la postrera la de mayor trascendencia. La explosión provocó un terremoto y un tsunami que acabó con la vida de 272 personas y hubo más de 400 desaparecidos… Fue un estallido de tal magnitud, que de los humos y las rocas expulsadas, fallecieron 151 personas y más de 300 mil tuvieron que ser trasladadas a zonas seguras. 

Esta información, es una pequeña extensión de la explicación que nos dio nuestro guía acerca del latente volcán, del cual, según nos aseguraba, los habitantes de los pueblos cercanos, siempre vigilan de reojo…

Imágenes de su última erupción

Desde la lejanía, pudimos apreciar su majestuosidad, pero, cuanto más nos acercábamos, más iba cubriéndose de nubes. Nuestra intención no era hacer cumbre, simplemente era iniciar una caminata al pie del volcán y subir hasta encontrar buenos miradores y  apreciarlo más de cerca. Y así lo intentamos, pero el día no acompañaba, las nubes ya formaban un denso manto que hacía casi inapreciable el Merapi, por lo que a la media hora de caminar por sus abruptos caminos, decidimos dar marcha atrás y desistir en el intento… Había que dejar cosas en el camino a modo de excusa para regresar en el futuro… 😉

Cima del Merapi

Si os apasiona el trekking y tenéis tiempo suficiente, no estaría de más que os informarais sobre los que se realizan a este volcán. La mayoría de tours lo realizan en dos días, y hemos visto imágenes de amaneceres y vistas desde la cima que quitan el hipo, ¡realmente brutales!

 

Prambanan

Nos tocaba visitar la otra gran joya arquitectónica de Yogyakarta. A 18 kilómetros del centro se encuentra el Prambanan (200000 IDR=12,6€). Uno de los más impresionantes templos hindúes del mundo y el más grande de Indonesia. 

Entrada del templo Prambanan

Al llegar, descubrimos que, por muchas imágenes que hubiéramos visto de este templo, ninguna le hacía justicia, ni se acercaban a la maravilla que presenciaban in situ nuestros ojos.

Espectacular imagen de sus grandiosas estructuras

Inmenso, espectacular, grandioso…todos los adjetivos que podamos escribir se quedan cortos ante tal postal una vez te acercas a los templos. 

Una vez más, la historia tras estas estructuras no hace más que magnificar lo que vemos. Los tres grandes bloques están dedicados a Trimurtu, las tres deidades de la mitología hindú. En el centro y más grande, (47 metros de altura) se encuentra Shiva, el destructor y en sus flancos (33 metros cada uno), Brahma como creador del Universo y Visnú como conservador y regenerador. Frente a ellos, se encuentran tres templos menores, haciendo referencia a los animales mitológicos que los transportaban. Garuda es el águila gigante de Shiva, el cisne sagrado de Grahma y el toro Nandi de Visnú.

El interior de los templos apenas tenía nada destacable, de hecho estaban casi vacíos, imagino que habían hecho mella las guerras y saqueos sufridos… Pero pasamos dos horas disfrutando de las diferentes perspectivas y de los pasillos en forma de terrazas alrededor de los templos.

Prambanan, es una visita imprescindible en cualquier viaje a Indonesia, tanto por la belleza de su arquitectura como por la riqueza de su historia.

Prambanan desde el exterior

 

Candi Plaosan

A unos 3 kilómetros de Prambanan se encuentra Plaosan (15000 IDR = 1€). Tienen la peculiaridad de ser dos templos gemelos, el Plaosan Lor y el Plaosan Kidul. 

Templos gemelos de Candi Pleosan

No debéis ir con la expectativa de visitar un templo de la magnitud de los anteriores. Son unos templos en los que disfrutaréis de apreciarlos con la tranquilidad de estar prácticamente solos en el recinto y en el que podréis apreciar como les afecta el paso del tiempo, ya que, se le está realizando una cuidadosa pero muuuuuy lenta reforma. Incluso los templos gemelos, afectados por las inclemencias del tiempo, guerras…ahora son más bien parecidos que iguales.

Aparte de los templos gemelos, Plaosan posee algunas figuras, como una preciosa campana y poco más. El resto, de momento, es caminar entre ruinas y tranquilidad.

El templo continúa en reconstrucción

Candi Ijo

Este templo se encuentra a media hora del Candi Plaosan. Está ubicado a 410 metros de altura y su nombre proviene de la colina donde está situado, Gumuk Ijo. 

Es un templo muy mono, formado por pequeñas estupas rodeadas del verde de la hierba que los rodea. Está en fase de reforma y  la comparación con el resto no lo deja en gran lugar. No es que estuviera mal… ¡es que resto son la leche! Os lo mostraríamos pero no le hicimos ninguna foto. Supongo que eso también delata que no nos llamó demasiado la atención…jeje

Realmente, quisimos acabar aquí por su posición elevada, pero en realidad, sus vistas tampoco nos entusiasmaron.

Vistas de Yogyakarta desde el templo Candi Ijo

Y hasta aquí daba de sí este provechoso y largo día que empezaba hace tantas horas con el espectacular amanecer en el Borobudur… Un templo que nos quedará grabado a fuego para siempre…

 

Recomendaciones:

  • Como ya hemos destacado antes, si lleváis algún tipo de carnet de estudiante, incluso, de años pasados si no incluye la fecha, podéis utilizarlo para que os hagan un descuento del 50%.

  • Transporte: Aunque nosotros contratáramos un chófer, pensamos que la mejor opción calidad-precio sería alquilar una moto (3-5 €/día). Hoy en día, descargando los mapas del lugar a visitar de una de tantas aplicaciones que hay para móvil, es facilísimo moverse. También es posible moverse con transporte público (30cents/trayecto) si sólo se quiere visitar unos pocos templos, porque si quieres ver la mayoría de ellos tendrás que disponer de mucho más tiempo.

  • Hay muchísima oferta de B&B, por lo que se pueden conseguir hospedajes muy chulos a precios económicos, sobretodo a las afueras de Yogyakarta. El Borobudur y el Prambanan están a las afueras de distintos extremos de la ciudad, así que, no es necesario dormir en el centro. Cada uno que haga balanza de lo que le conviene más.

  • El Borobudur es más caro al amanecer, pero, aparte de que vale la pena verlo, pensad que es la mayor atracción turística de Indonesia y aunque no haya poca gente al alba… ¡después hay mucha más! Cuando nos íbamos el gentío era desmesurado.

 

Mapa de la ruta de templos en Yogyakarta:

 

 

Aquí os dejamos un pequeño vídeo de nuestro paso por Borobudur y Prambanan:

 

Nos vemos en próximos posts… ¡Gracias por seguirnos!

 

tuenmiviaje@gmail.com
tuenmiviaje@gmail.com